miércoles, 24 de agosto de 2016

Anuncio

Hola a todos.

Después de mucho tiempo, por fin logre regresar a escribir y a tomar mi blog nuevamente, este post es solo para informar que estaremos de regreso el día sábado 27 de agosto a las 21:00 hrs (hora de la capital mexicana.)
En cuanto la siguiente entrada sea publicada esta será borrada. Solo es para informar a las 113 personas que día a día siguen entrando, que regresamos con muchas ganas esperando que puedan perdonar el abandono de este su blog.
Ahora sin más que decir y tampoco mucho tiempo de sobra quedo a su disposición.


David 

domingo, 11 de enero de 2015

Mi verdadera vida Parte 2 Capitulo 3

 ¡¡Hola¡¡
Espero que estas fiestas las hallan disfrutado mucho.
Tengo buenas y malas noticas...
Las malas: Cambie de pc, esto quiere decir que muchos trabajos que tenia se perdieron, entre ellos una historia de uno de ustedes, querido escritor (a) anonimo, con gusto la terminare, solo manda a mi correo de nuevo.
Las buenas: Termine mi certificación "CAE" lo que significa que tendré mucho tiempo libre a partir de febrero, eso es decir que abra mucha mas actividad en el blog.
Sin mas, continuamos donde lo dejamos el capitulo anterior, hasta luego...David.


-¡Delicioso! ¿Por qué no pruebas el tulló linda?
-¡¡No me cambies el tema!! ¿Entiendes lo que acabas de decir?
-Claro que lo entiendo, yo lo dije después de todo, claro…se me olvidaba decirte. Te llego este mensaje. Toma.

Dijo esto último mientras de su delicada bolsa de mano sacaba mi anterior celular, era uno de esos celulares económicos, pero al menos tenia android..

-¿Mensaje? A mí nunca me “mensajea” nadie…
<<Hola Chris, soy Samanta, Fer me dio tu numero, me senti muy mal x lo que dije ayer :( delante de tu amiga. la fiesta se pospuso porque no te encontramos x ningún lado??? Hoy se vuelve a armar te esperamos :p>>
-Ayer, recuerdas que Samanta nos invitó a “tu fiesta”. Es de mala educación no asistir a la fiesta que a uno se le celebra ¿No crees?
-¡¡¡NO!!! De ninguna manera es un falta de educación faltar a un lugar donde no se te es querido, además esa fiesta era a mi nombre pero no era para mí.
-Exacto, tú ya no eres Chris eres Alison. Te lo voy a poner de esta forma…

Claro que si mi amor. Puedes ir a esa fiesta que tanto me estas rogando.   No te preocupes; claro que puedes ir a comprarte ropa nueva. Ya sé que quieres ir súper hermosa a la fiesta, es más; puedes llegar a la hora que quieras al café, té estaré esperando hay. Solo márcame y mandare un taxi por ti. No olvides tu traje de baño linda seguro que quieres ir a nada a su casa…Que te diviertas.
  Se levantó de la mesa, recogió su bolsa de mano y camino a la salida del hotel sin decir nada más.

-Pero ¿Qué diablos?  Espera…¿Qué haces? ¿Paty? ¿Paty?
Gritaba mientras ella caminaba sin reaccionar en lo más mínimo.
Me levante de la mesa y trate de alcanzarla pero unos cuantos metros antes de poder alcanzarla un joven trabajador del hotel me detuvo mientras me gritaba detrás de un mostrador cercano a la salida del restaurante el cual suponía que cumplía la función de caja registradora para pagar por servicios:

-Señorita, no puede retirarse. ¿Quién pagara por la comida?
-¡¡Diablos¡¡ Claro la comida. Es solo que no tengo con que pagar…
-Gusta que lo carguemos a su cuenta…
-¡¡Amm… CLARO¡¡ Si por favor.
-Muy bien, siento el inconveniente. Puede seguir persiguiendo a su amiga.
-No es mi amiga es mi….mamá?
Paty ya había desaparecido en cuanto regrese la mirada a la puerta del hotel, no savia que hacer en ese momento.
Todo lo que ella hacia era por una razón y esto debería de tenerlo también. Todos en el restaurant me miraban mientras murmuraban por la “escena” que habíamos montado ella y yo. Me resigne a caminar de regreso a la mesa, podía sentir la mirada de todos esos comensales mientras me dirigía a sentarme.
 Ya en la mesa solo podía pensar en:
-Ahora qué hago?
Las fresas seguían intactas en el plato que la chica me había ofrecido así que dije:
-¿Por qué no? Las tendré que pagar de todas formas.
Introduje la cuchara en el delicioso postre de color rosa que estaba delante mio. Una sola cucharada y de repente…


-¡¡¡PUAGH¡¡¡ qué asco, esto esta horrible. Sabe súper mal
Literalmente escupí la pequeña porción en mi plato.
Una suave vibración se sintió en mi pequeño bolsillo derecho seguido de un sonido muy clásico de todo celular Apple, otro mensaje más:
-Linda, no sé si lograste entender mi punto. Ahora tú serás uno de ellos, tu eres por mucho la chica más hermosa de toda la ciudad y deberías estar consiente ello. Ve a esa fiesta y disfruta lo que siempre habías deseado conocer pero no podías por las constantes burlas de todos ellos.
POSDATA…No comas las fresas. Si en efecto somos madre e hija te darías cuenta del odio que le tengo a esa fruta. Mi abuela no las toleraba, mi mama no las toleraba y yo tampoco así que quería comprobar si es verdad lo que creemos. Por no soy tan cruel para hacerte sufrir…

Una suave carcajada de mis labios se escapó mientras me decía sarcásticamente a mí.
-Jaa..Gracias Mamá…me debiste advertir antes.
Es verdad, ciertamente era la chica más guapa que nunca antes avía visto en mi vida. Y seguramente también era ahora como todos ellos.

Fernando, Paulina, Samanta. Todos ellos ahora eran mis semejantes, no era ya el simple chico aburrido de 15 años. Algo en mi interior crecía a cada instante que recordaba todas y cada una de las malas experiencias que me habían hecho pasar.

-Tienes razón Paty. Lo are, disfrutare lo que siempre había soñado poder vivir.
Respire profundamente y decidí que seguiría el consejo de Paty.
Me retire del restaurante no sin antes dirigirme a la caja donde el chico me había detenido momentos antes, podía sentir como las miradas de todos recaían sobre mi mientras comenzaba a entablar un conversación con el joven cajero:

-Hola, perdón por lo de antes. No entiendo que le paso a mi mamá. Esta muy rara últimamente.
Esa frase, fue una justificación más que saludo por mi anterior “escenita” que montamos.
-¿Disculpa? Creo que estas de broma. ¿Hija de Paty? Permíteme dudarlo.
Una respuesta que me dejo en shock.
-¿No creo que ella tenga una hija? Ella me había dicho que no tenía familia alguna.
-Bueno…este…si soy familiar suyo si eso tienes duda…¿No notas el parecido?
Buscaba desesperadamente una respuesta, pero solo lograba empeorar la situación suponía.
-Digamos que te creo linda; ¿Qué se te ofrece?
-Nada…solo quiero pagar por todo.
-Claro chica, lo que digas. Permite tu tarjeta.

El joven trabajador parecía disfrutar con la incomodidad que me producía sus preguntas.
Extendí mi mano con la tarjeta que me había dado Paty la noche anterior, el joven la tomo y procedió a pasarla por el lector de la terminal bancaria que tiene todos los establecimientos para pagos con tarjeta. Su mirada al escanear aquel pedazo de plástico cambio por completo y solo una pregunta más dijo al momento que extendía su mano para regresar mi tarjeta:
-¿Cómo?
Tome la tarjeta entre mis manos mientras salía a toda prisa de aquella sección del hotel con el corazón completamente acelerado y asustado más que otra cosa.
-¿No me creyó?
No imposible, nadie jamás podría averiguar la verdad. Hacer que las personas me crean será más difícil de lo que creí.
Tenía claro que lo único que quería hacer ahora, llegar a la casa de Samanta y restregarles en la cara a toda esa “bola de niños creídos”  mí nuevo ser, pero estaba claro que no podría simplemente llegar y decirles a todos:
-Hola a todos miren mi nuevo cuerpo que pedí de cumpleaños.
No al menos si quería que no llamaran a la policía o algo peor, tenía que pensar en una “cuarteada”, no podía regresar a la habitación a pensar con más claridad, el tiempo que habíamos alquilado la habitación había terminado seguramente. Ya no podía regresar hay.
Al café no podía ir claro estaba, si llegaba hay Paty pensaría que no tenía el valor necesario para cumplir con su plan, el café tampoco era una opción.
De repente lo supe, era un lugar perfecto para poder estar un rato a solas. Era un lugar muy callado en su mayoría y sabía que estaría solo sin duda alguna.

-¡Mi casa¡
Me repetí en vos alta mientras un nudo en la garganta sentía.
No lo quería admitir, pero ese era el lugar más pacífico que por mi mente pasaba. Hay se me ocurriría algo para poder llegar a la casa de Samanta.
Antes de poder salir del hotel tenía que pasar a la recepción a regresar la llave electrónica de la habitación y dejar en ceros las cuentas que debía de haber generado. Mi paso era lento y muy discreto, no quería despertar mucho interés sobre mi presencia, pero por desgracia mía el hotel albergaba muy poca gente, por lo que pasar sin ser notado era realmente imposible.

El pasar entre los múltiples ojos curiosos me hacía sentir un bochorno que seguramente mis mejillas rosadas debían denotar.
Una chica muy atractiva que demostraba muy poca edad se encontraba en el pequeño cubículo que correspondía a la recepción. Su completa atención recaía en el monitor que tenía delante de ella.

Me acerque a lo suficiente para que notara mi presencia y solamente me dirigí a ella diciéndole:
-Hola, me gustaría retirarme de la suite número 2.
-Claro, un segundo por favor.
La joven recepcionista tecleaba su ordenador con singular efusividad y velocidad. Pasaban los minutos y la chica seguía tecleando sin respiro alguno.
Hubo un momento de silencio donde el sonido de sus delicadas uñas chocando contra el teclado se detuvo y se atención fue prestada en mí.

-Tu tarjeta por favor.
Le brinde a la chica lo que solicitaba y nuevamente el sonido de las teclas se hiso presente.
-Listo, solo necesito la aprobación del sistema y podrás retirarte Alison.
-…Gracias
Unos cuantos segundos más y la chica volvió a dirigirse a mí:
-Eso es todo, su taxi la está esperando afuera, le enviaremos  sus pertenecías a su dirección. Gracias y vuelva pronto…

Trataba de no demostrar sorpresa ante todo lo que había sucedido en unos cuantos minutos. Estaba a punto de dar las gracias cuando nuevamente el sonido de las teclas retumbaba en mis oídos. La chica estaba demasiado centrada en su ordenador que lo último que quería era distraerla así que di media vuelta y regrese a la entrada.

El sol deslumbraba mi vista al salir, justo en la entrada del hotel había un taxi con la puerta abierta, suponía que ese era mi transporte así que entre en el y cerré la puerta detrás mía.
-Buenos días señorita, cuál es su destino.
-Avenida Marshall No 161
-Entendido. 
Un señor de una edad un tanto avanzada, con la cabellera totalmente blanca y una voz muy masculina introducía las llaves en la hendidura del taxi mientras yo fijaba la vista en el cristal del lado izquierdo tratando de no pensar en nada. 
El chofer encendió el automóvil y nos dispusimos a recorrer el largo trayecto que comprendía el cruzar de extremo a extremo mi ciudad.
25 minutos pasaron desde la última palabra que pronuncio, el camino era largo y monótono por lo que como todo buen taxista, el chofer comenzó a realizar su segundo oficio.
-Sabe algo señorita, usted es la mujer más hermosa después de mi esposa que ha subido a este taxi.
-Gracias, ¿Así es como trata a cada chica con la que entabla una conversación?
-No señorita no piense mal de su servidor, no soy ninguna especie de pervertido si es lo que quiere saber, es solo que su belleza es abrumadora para un niña de tan poca edad.
-Gracias señor, es muy háblame de su parte.
No tenía ganas de hablar con aquel hombre, nunca fui muy afecto a hablar con las personas y mucho menos con los taxistas de mi ciudad, de su boca por lo general solo un compendio inútil de cultura popular era lo que resultaba de tratar de entablar una conversación, quejas sin sentido sobre los altos precios del petróleo o resultados de los partidos de futbol era lo más común de escuchar, pero este señor tenía algo un tanto diferente que logre percibir desde que aborde su automóvil.
-Las gracias no se dan cuando es una obligación, todo buen caballero debe de enaltecer la belleza de las mujeres sobre cualquier otra cosa, es un placer para nuestros ojos el mirar la hermosura que la figura femenina representa y cuando esta es tan perfecta como lo es usted, las palabras faltan para poder expresarla…
El rubor de mis mejillas comenzaba a ser evidente y eso me molestaba muy en el fondo. Un hombre desconocido de unos cuantos ayeres estaba provocando en mí algo que me repugnaba y a la vez me resultaba cautivador.
-Su esposa es muy afortunada de tener un hombre como usted en casa.                                              
-Gracias hija, espero que ella la escuche en el cielo mi querida.
-Lo siento mucho…no era mi intención…
-jaja- Río para sí mismo el habido conductor después de un largo suspiro que antecedió a su habla.
-No se preocupe señorita, es un placer vivir con ella y sin ella. A este viejo taxista no le falta mucho para reencontrarse con su amada, y cada día de su ausencia es una oportunidad más para desearla intensamente…mientras nosotros los hombres bebemos cerveza o mirábamos el futbol, las mujeres piensan en nosotros, concentrándose y decidiendo si descartarnos, cambiarnos, matarnos o simplemente abandonarnos, al final no importaba lo que decidan, siempre nos dejan solos y locos por estar a su lado…
-Fue muy afortunada de conocer a semejante caballero señoorr….
Dije esto último haciendo hincapié en resaltar que desconocía su nombre y dejando un espacio para que me contestara el anciano conductor.
-Adrián…Adrián Sender mi joven preciosura…
Mis mofletes ardían por las palabras que aquel señor utilizaba en cada una de sus frases y solo me resigne a sonreír para mí.
-Bueno…querida chiquilla, este es su destino.

-Muchísimas gracias Adrián. Podría esperar unos minutos en lo que busco dinero para pagarle.
-No es necesario, cuando un viaje te deja un enseñanza no tienes por qué esperar nada más a cambio. Señoritaaa…
El enfatizo de la misma manera esa palabra para que yo respondiera al igual que él.
-Alison…Alison Marcs… El apellido de mi padre, salió sin previo aviso.
-Entonces…ha sido un placer señorita Marcs…hasta luego.
El conductor se despidió con un grácil ademan y desapareció en la esquina para regresar seguramente a su trabajo. No sin antes dejar en mí, lo que posiblemente es mi primer cumplido por parte de un hombre.
Una gran sonrisa llenaba mi rostro, me di la vuelta. Y hay tenia, justo delante de mí aquel lugar que por muchos años fue más un rincón de soledad que un hogar, y eso era justo lo que buscaba ahora.


Abrí la puerta principal, lenta y silenciosamente. No había nadie, pero quería cerciorarme por completo, solo introduje la mitad del cuerpo y comencé a gritar:
-Hola??...Hay alguien???
No había respuesta alguna y eso me tranquilizaba. Pase por completo y cerré la puerta detrás mía. En efecto no había nadie en lo absoluto, y todo estaba igual de cómo lo deje cuando salí. Solo una cosa era diferente. La contestadora maraca que tenía mensaje.
-Hola, Chris. Soy Sam…te estamos buscando por todos lados. Espero que recibas mis mensajes. Te esperamos…Adiós
-Hola…Soy yo de nuevo Sam…pronto empezaremos, y bueno…llámame…Bye.
-Hola, Chris…la fiesta se pospuso…te esperamos mañana…Soy Sam…Chao…
-Hola de nuevo Chris, me pasaron tu celular, espero tu respuesta...Bye.
Ok…esto es nuevo, y en realidad lo era. Nunca nadie llama a mi casa, todos los clientes de mis padres se comunicaban por sus números privados y en el caso de mis hermanos, nunca salían del celular así que esto era muy…peculiar.
-Claro, mi celular.
Antes de que me dejara Paty me entrego mi celular (el anterior claro)…busque en los únicos 2 bolsillos que tenía mi diminuta prenda pero solo encontré el que me regalo Paty.
-Qué más da. Me dije hacia mí y comencé a redactar en aquel blanco celular…
-Gracias, ya recibí tus mensajes. Eres muy linda por la fiesta pero no puedo asistir.
 Estoy fuera de la ciudad y no regresare hasta después. Disfruten ustedes. De nuevo gracias.
Listo simple y conciso. No tendría que dar más explicaciones porque no contestaría de cualquier forma. Conociéndola, no dudaría en seguir mi consejo y disfrutar sin mi…claro esta.
-Ok :´(…Trataremos de divertirnos, ojala regrese pronto y te selebremos XD bye.
Listo, una cosa menos que preocuparme. Chris no regresaría, no por el momento.
Ahora…¿Cómo entrar en la fiesta?
Pasaban los minutos y yo seguía andando de un lado al otro de mi casa tratando de pensar en un buen plan para poderme colar a la casa de Samanta y lograr “fingir” toda un historia sobre mí.
Subía y baja las escaleras, recorría la sala de estar hasta la cocina, entraba y salía al patio trasero sin poder imaginarme nada. Justo cuando estaba por darme por vencido, se me ocurrió un plan genial, una cuarteada perfecta que podría ir manipulando conforme lo necesitara. Era una idea simple y sencillamente perfecta.
-Solo me falta la ropa perfecta y será todo un éxito.
La ciudad en la que vivía se distinguía por su peculiar clima...
Algunos días tenías que usar guantes y bufanda por el frio congelante que se sentía a las primeras horas de la mañana, pero a medio día apodias ver las fuentes de sodas llenas de clientes que buscaban un helado para refrescarse un poco, algunas noches no podías conciliar el sueño por falta de calor y otras no podías dejar el aire acondicionado toda la noche refrescando, en el closet de cualquier persona puedes encontrar desde un abrió largo hasta un traje de baño.
Cosa que a los propietarios de las tiendas departamentales y distintas boutiques de ropa les resultaba un deleite para sus cuentas bancarias, motivo por el que existía “MARCELINI´S”, el centro comercial en el cual existían tantas formas distintas de gastar hasta último céntimo de tu dinero y mi próximo destino…
055….comencé a marcar el numero de un taxi que tenía apuntado mi madre en el refrigerador.
-Hola¡…Si. Avenida Marshall a “MARCELINI´S”. Claro, Muy amable.

5 minutos tardo en llegar el taxi a mi puerta, con velocidad y con un muy buen plan en mente aborde el transporte conducido por una mujer joven limitándome solo a decir.
-Buenas tardes, “MARCELINI´S” si es tan amable.

Y mirando como quedaba atrás la casa de mis padres una sonrisa se dibujaba en mi rostro dejando en mi una sensación de gozo y entusiasmo por llegar a ese centro comercial….

jueves, 4 de diciembre de 2014

Muy tarde para mirar atras.

Hola a todos. 

No tengo mucho tiempo libre últimamente, pero entre una y otra cosa continuo con las historias y algunos proyectos aparte. Aquí les dejo un de ellos. Una traducción del vídeo del mismo titulo de tg creations. Espero les agrade. Nos vemos pronto.

Too late to back out..

lunes, 1 de diciembre de 2014

COMUNIDAD???, INDIRA??? QUIEN SOY??? WTF .-.

Hola a todos.

Esta es solo una publicación rápida, la cual sentía debía de compartir con ustedes.

Mi inactividad no es otra cosas que las últimas semanas del semestre en mi carrera. Todos aquellos que estudian comprenderán que apenas y tienes tiempo libre cuando te la pasas entre libro y libro para no “Tronar” una o en mi caso varias materias.  XD

Pero este no es el caso de lo que quiero hablar con ustedes; el por qué me di un poco de tiempo para poder volver a tomar el teclado es para contarles todo lo que yo pienso y tengo entendido acerca del “RUMOR” que hace poco volvió a tomar vida. “LA COMUNIDAD”.

sábado, 18 de octubre de 2014

Historia Reprobando (Pam)

Hola a todos. Esta entrada no es la siguiente parte  de la historia, mas sin embargo si es la continuación de la historia... 

Con mucho gusto les comunico que Pam la dueña de la historia a comenzado un nuevo blog. En este actualizara ella y terminara la historia. 

Por el momento no tiene mucho en el, pero sera el lugar donde ella continuara con su trabajo. Por aquí les dejo el link para que pasen y estén al pendiente de ello. Al igual que se encuentra en mi lista de blogs aquí al lado derecho de su pantalla.

Yo continuare publicando lo que tengo escrito. Esta seria como una "Historia Alternativa" de la verdadera. 
Sin mas que decir por el momento me despido....Adiós
.


sábado, 11 de octubre de 2014

Reprobando (Historia de Pam Islas) Capitulo 3

Hola todos.       Aquí les dejo la continuación de la historia de Pam. Pronto subiré los demás capítulos(Incluyendo el final), al igual que mi historia. Tengo unos proyectos terminados pero por cuestión de fallas "técnicas" no puedo publicar. Bueno...eso es algo muy aparte mientras lo resuelvo disfruten....


Historia Explicita...

domingo, 24 de agosto de 2014

Mi verdadera vida Parte 2 capitulo 2

-“Sigue caminando”
Eso era lo único que mi mente le pedía a mis pies que hacer, continuar caminando y no regresar a la habitación por el miedo que tenia de salir como ahora lo hacía.
El largo pasillo rojo me permitió aclara un poco mi mente y pensar en muchas cosas.  Comencé a imaginar todas las posibles reacciones que se me ocurrían de Paty cuando me observase como lucia.
Todas tenían finales muy poco agradables para mí:
-No pudiste elegir algo más lindo que ponerte.
-Bueno, esto es mejor que nada supongo.
-¡Vaya¡ sí que eres muy linda, que te parece si te conseguimos un novio.
-Hola linda, te presento a mi amigo…..él también tiene 15 años.
No…nada bueno pasaba por mi cabeza y en cuanto me percate ya me encontraba enfrente al cristal del final del pasillo. Me acerque a él para poder observar nuevamente la hermosa vista de mi ciudad, el día era muy hermoso. 
El sol radiaba con singular alegría, el firmamento azul y despejado acogía una exuberante ciudad que era hogar de una sociedad activa y efervescente, el reflejo tenue de mi rostro en aquella preciosa postal me hiso comprender….
-Nunca más dejare que esta ciudad me coma, saldré y yo seré quien la devore a partir de hoy, nunca más seré una “persona más” en esta sociedad, seré yo quien decida qué hacer por MI MISMA.

Regrese al elevador que había dejado atrás, toque el botón dorado de la puerta y el sonido (Tin) encamino mi ser a su interior.
El cristal traslucido de su interior me permitía observar, algunos ojos curiosos que centraban su atención en mí.
“Tin”, se volvió a escuchar y en un suspiro profundo salí de aquel ascensor. Una pareja joven esperaba que yo terminara de salir para poder ellos ingresar, en un acto de inconciencia y más puro reflejo,   la mirada de la chica y la mía se cruzaron.

La fascinación que el color de mis ojos provocaba a las personas era algo demasiado común para mí por lo que no preste mínima atención a la expresión del rostro de la chica, pero al entrelazar mirada con el chico note algo nuevo en la forma en la que las personas me miraban, el chico primero miro mis ojos con la misma fascinación que su acompañante pero un segundo después su atención se centró en “algo” un poco diferente…..
Su mirada bajo y se posó en mi pecho, su rostro denotaba que lo que veía “le gustaba”, bajo más y podía sentir como recorría cada centímetro de mi cuerpo con una mirada que paso ser de fascinación y cambio por una de deseó, el sentir como me “desnudaba con la mirada” me incomodaba y parece que el chico lo noto porque retiro su atención de mi con una expresión de pena y bochorno.
Seguí caminando y algo en mi interior se encendió, la sensación de pena que me provocó la mirada del chico dejo en mí un sentimiento nuevo.
El saber cómo me deseaba era algo nuevo y el sentir la atención que recaía sobre mí por la mirada de los demás hombres me resultaba tan “increíble”, como todos los hombres jóvenes y mayores te miraban con lujuria y saber que ellos no podrían tenerte nunca era algo GENIAL.
El sentir como las mujeres jóvenes y mayores te miraban con envidia cuando alguna que otra mirada de talvez sus novios se posaban sobre mí era algo muy DIVERTIDO.
Este nuevo sentimiento provocó que de mi rostro una picara y atrevida sonrisa se asomase de entre mis labios.
Llegue al restaurante, comencé a recorrer cada una de las mesas con mi mirada en busca de Paty, y hay al final de todas, en una pequeña mesa con únicamente 2 sillas estaba ella. Como siempre, tan calmada, con tanta clase, tan atractiva,  con ese típico café que reposaba sobre la mesa mientras ella leía un buen libro como siempre.
Camine discretamente hacia ella, tome la silla restante de la mesa con mucho cuidado tratando de no revelar mi presencia y  me senté en ella.


Y hay estaba yo, emocionado, tan absorto y fascinado por obsérvala de nuevo, por un momento me olvide de la realidad, una realidad en que la que la vida como la conocía dejaría de existir.
Cuantas veces no desee ir a desayunar con mi madre solo ella y yo a algún lugar como este pero, esperen un momento! ahora ella era mi madre, había tenía el pensamiento tan fijo en mi físico que no recordaba lo que podría ser lo más maravilloso de todo esto, tenía una nueva madre, una que me amaba, que me deseaba en su vida y a la que no le estorbaba.
Un suspiro largo y profundo rompió la pasividad del momento y arrebato la mirada de Paty de su libro, sus ojos se iluminaron al observarme. Su mirada cálida y amorosa disperso todas las dudas y conflictos que en mi mente retumbaban.
Le correspondí al dulce gesto de su rostro diciendo:
-Bueno; Hola. ¿Qué tal tu café?

Sorpresa mayúscula represento mi voz a Paty, asombro y fascinación era lo que su rostro expresaba, curiosidad e intriga sus ojos reflejaban, amor y cariño su sonrisa emanaban
-¡Delicioso!, solo que no tan dulce como tu voz cariño. ¡Por fin!, ¿Cómo estás?, ¿Cómo te sientes? ¿Todo está bien? ¿Chris?
Un bombardeo de preguntas pronunciaba, mientras que con una atención milimétrica recorría cada facción de mi rostro. Pregunta tas pregunta las pausas eran minúsculas y no dejaban espacio para contestar; además de que no me apetecía contestar a la mayoría solo me resigne a asistir con la cabeza a su última palabra:
-Me fui algo inquieta, pensé que te deprimirías o algo así Chris pero; veo que estas bien.
Simples palabras para muchos, sentimientos amorosos y atención para mí.
ATENCION. Algo hermoso sin duda alguna, mi verdadera madre podía dejar de verme por días enteros y ni siquiera interesarse por saber si estaba vivo o muerto, en cambio Paty se había ido hace apenas media hora y ya estaba preocupada por mí, la mire con toda la ternura de la que era capaz y le conteste con la voz más dulce que pude entonar en mi garganta le dije:
-¡Buenos días¡ Mamá, estoy bien.
-Me llamaste mamá?- me pregunto con sus ojos llenos de lagrimas
Yo también no lo creía, muchas veces había soñado con este preciso momento. Muchos deseos y fantasías acercan de poder decirle Mamá, una simple palabra que si en algún momento la pronunciara podría acabar con el vínculo que tenía con ella, pero ahora ella era mi madre. No tenía por qué sentir miedo de decirlo y eso me producía una satisfacción muy clara, pero quería escuchar que ella sentía lo mismo que yo.
-Si Paty, pero si te molesta nunca más te lo diré.
-¡¡¡NO¡¡¡. Brusca respuesta cortante ante mi aclaración.  -No es eso, es solo que no tienes ni la más mínima idea de cuantas veces soñé con escucharte llamarme así, de hecho hay algo….no olvídalo no importa
-No, por favor dime.
-Antes que esto pasare, ¿Recuerdas mi deseó?
En mi mente las palabras…..”QUE TENGAMOS UNA VIDA JUNTAS COMO UNA FAMILIA”
-Bueno, pensaba pedirte que escaparas con migo ese mismo momento te iba a preguntar si quisieras vivir conmigo, pero antes de poder pedírtelo ese resplandor comenzó y bueno paso esto.
Al decir esto me señalo tratando de decir todo lo que me sucedió. Creo que en efecto mi vida iba a cambiar de una forma u otra ese día, ella comenzó a hablar en una de las pláticas más importantes para el resto de mi vida:
-Y…. Bueno ¿Por qué tanto tiempo mi niña?
-Nada, es solo que es muy difícil vestirse por primera vez-    No pensaba contarle todo claro está.
-Pero mírate, eres la chica más linda de todo el lugar.
-Bueno…la ropa también ayuda un poco- Dije esto para tratar de agradecerle por la gran cantidad de ropa que me había mandado a la habitación.
-Bueno no savia que te gustaría usar así que compre todo lo que encontré en las primeras páginas de cada diferente estilo de ropa, esperando que alguno te hiciera sentir segura de bajar.        Es algo más “conservador” de lo que esperaba, pero te ves muy linda de verdad.
-Bueno, Gracias fue muy difícil encontrar algo discreto creo, jajaja-
Todo era muy natural entre ella y yo, podía sentir como me trataba con dulzura mucho antes de esta mañana, pero ahora ella “derrama miel” era algo hermoso que cada vez me hacía sentir más y más afortunado de que sucediera esto.
-Bueno el menú de desayuno seguramente ya se retiró. ¿Qué te parece si pedimos algo un poco más “pesado”?
-¿Porque? ¿Qué ora es?    -No parecía tan tarde, no más de las 10 de la mañana.
-Tanto me gaste en esos hermosos relojes para que no te pusieras ninguno, es mas no traes ni anillos ni pulseras, ¿Qué forma de agradecerme?
-Lo siento, de verdad no encontré ninguno, pero no te preocupes voy por uno ahora mismo, perdón no me tardo.
Me estaba levantando de la mesa para correr a por un reloj cuando ella riéndose me dijo:
-Jajá, Tranquilízate, era un broma quería ver si mi “hija” es obediente con su madre. Felicidades pásate la prueba, Jajá
La forma en la que decía “hija” era un tono retorico o sarcástico lo que me incomodaba y me hacía sentir un tanto culpable de mi situación.
-Muy graciosa Mamá, ¿Qué ora es? Me reserve a contestar.
-Mira tu celular tontita-   Me respondió y tomo un sorbo más a su café mientras señalaba con la otra mano mi bolsillo derecho.
-LAS 11:30, ¿Cómo?
-Recuerdas esos 10 minutos…bueno tardaste 1 hora mi querida.
-No, pero si fue solo unos cuantos minutos, no tarde solo me cambie eso es todo.
-Ya ves porque nos tardamos tanto las mujeres, pero los hombres no lo entienden o ¿sí?
Eso era verdad, siempre me había quejado del largo tiempo que les toma a las mujeres estar listas para salir, es mucho menos cuando tu tomas el lugar de ellas, el solo hecho de elegir la ropa supongo que me tomo más de 20 minutos y….las demás cosas bueno más.


Paty levantó la mano y en un segundo una joven mesera apareció a mis espaldas, ella nos leyó la carta de bebidas y postres a petición de Paty en la cual incluían algunos postes que en mi vida había escuchado hablar de ellos, pero solo se limitó a cumplir las simples peticiones de mi ahora mamá. Paty agradeció a la amable señorita y esta desapareció tan rápido como llego. 
Tomo un trago más a su espumoso y cremoso café Lungo
-Bueno…Chris ¿Qué planeas hacer con tu vida?
Su semblante no era más el de la dulce y amorosa mamá, ahora era esa mujer fuerte e independiente que gritaba al mundo su independencia y madures.
-Bueno…no lo sé. Realmente no tengo idea de que hacer, toda mi vida vivía una rutina simple y fácil de acatar. No tengo ninguna forma de salir de esto supongo y no lo sé….
Un sorbo más al café fue todo lo que Paty hacia después de escuchar con atención mis palabras.
-Está bien. Eso ya lo sabemos, no puedes hacer nada más, no como Chris; pero como Alison ¿Qué planeas hacer con tu vida?
-Bueno. No lo sé, buscarme un novio supongo.  No sé ni atarme las agujetas en este cuerpo, ¿Qué piensas que puedo pensar de mi futuro?
Cortante pero concisa mi respuesta fue a la pregunta de Paty. Un sorbo más al café y eso fue todo.
-Y con Cristopher ¿Qué sucederá?
-No lo sé…murió supongo.
-Bueno comencemos por ahí, cuando regresa Javier.
Ella llamaba a mi Papá por su nombre de pila debido a que ella creía que el título de padre se debería de ganar y no simplemente otorgar.
-No lo sé…nunca me cuentan nada. Deben de estar seguramente en un museo o algo por el estilo.
-Comencemos por ahí, iremos a su casa y tomaremos tus cosas, si los encontramos les contaremos todo lo sucedió, de lo contrario solamente dejaremos una nota aclarando que te mudas conmigo. No se deberán de molestar en buscarte y mientras menos personas se enteren de lo que sucede mejor. Tomaremos todo; ropa, zapatos, fotos.  Todo no dejaremos nada de tu recuerdo.
-¡Claro! pero; ¿Dónde iré?



-A por ropa, por maquillaje, por aretes y pulseras, por zapatos y lencería y de ahí…Con samanta.

Un trago más y el café término. Una chica entrega un plato de fresas con crema y un pastel de arándanos. Retira el vaso de café y lo remplaza por uno nuevo. Mientras una joven adolescente estupefacta repite una y otra ves.





                                              -¿Qué acaso estás loca? ¡DE NINGUNA MANERA! ¿Para que ir con ella?